Cuando la Estupidez domina la Inteligencia

20071210elpepiult_1.jpg"Llamo inteligencia a la capacidad de un sujeto para dirigir su comportamiento, utilizando la información captada, aprendida, elaborada y producida por el mismo. Puede fallar porque no dirija, no capte, o porque no sepa utilizar lo que aprende", José Antonio Marina. Así define la inteligencia el ensayista y filósofo español, así como la posibilidad de desperdiciarla. He leido muchos de sus libros y siempre sorprende con sus agudas reflexiones. El libro La Inteligencia Fracasada no es una excepción. ¿Por qué una persona muy inteligente malogra su vida por un comportamiento muy estúpido? Y lo ilustra con varios ejemplos: el de un afamado y respetado juez americano que acaba acosando a su amante cuando esta le deja, y el de un alumno suyo con alto coeficiente de inteligencia que acaba en la cárcel tras crear una banda de maleantes. “¿Era tan inteligente este alumno como decían sus tests de inteligencia? Contestar esta pregunta me va a llevar el resto del libro”, dice Marina

En la sociedad del conocimiento, en la que las capacidades de relacionarse son un atributo esencial de las personas para conseguir tanto ser felcices como sus logros profesionales, la inteligencia se define mas bien por su "capacidad de dirección".

En palabras del mismo Marina: “Si queremos ser fieles a la realidad, hemos de admitir que nuestra inteligencia tiene dos pisos, es una inteligencia dúplex. Una cosa es la capacidad intelectual -el piso bajo- y otra el uso que hacemos de esa capacidad -el piso de arriba-. Una persona muy inteligente puede usar su inteligencia estúpidamente. Esta es la esencia del fracaso, la gran paradoja de la inteligencia, que, como todas las paradojas, produce una especie de mareo. La discrepancia entre “ser” inteligente y “comportarse” inteligentemente nos revela que entre ambos niveles hay un hiato, donde actúa un campo de fuerzas mal descrito, y esto abre un interesante y urgente campo de investigación”.

A modo de aforismos, les comparto más abajo una excelente selección de frases geniales del libro de Marina obtenidas de la Página Cultural de Tena. No tienen desperdicio. Son brillantes

 

Frases del libro de Jose Antonio Marina por capítulos y por páginas:

Introducción

Pág. 9. "Si existe una teoría científica de la inteligencia, debería haber otra igualmente científica de la estupidez".

Pág. 9. "Si la inteligencia es nuestra salvación, la estupidez es nuestra gran amenaza".

Pág. 9. "La historia de la estupidez abarcaría gran parte de la historia humana".

Pág. 10. "La palabra 'estupidez' se ha convertido en un insulto... Prefiero hablar de fracasos de la inteligencia, señalando así la hondura del asunto".

Pág. 10. "La inteligencia fracasa cuando es incapaz de ajustarse a la realidad, de comprender lo que pasa o lo que nos pasa, de solucionar los problemas...; cuando se equivoca sistemáticamente...; cuando decide amargarse la vida..."

Pág. 11. "Una persona estúpida es la que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio; ... y..., aunque saquen un beneficio"

Pág. 12. "Expulso a la inteligencia de su trono platónico..., y la sumerjo en la vida diaria, en los laberintos palpitantes del corazón, en la impura razón práctica".

I. La inteligencia malograda

Pág. 15. "Una persona muy inteligente malogra su vida por un comportamiento muy estúpido"

Pág. 16. "Llamo inteligencia a la capacidad de un sujeto para dirigir su comportamiento, utilizando la información captada, aprendida, elaborada y producida por él mismo"

Pág. 16. "La función principal del cerebro no es conocer, sino guiar el comportamiento" (Sperry, premio Nobel de Medicina).

Pág. 16. "La culminación de la inteligencia, su éxito, está en dirigir bien la conducta".

Pág. 20. "Inteligencia estructural: es la capacidad básica, la que miden los test de inteligencia...; inteligencia computacional"

Pág. 20. "Uso de la inteligencia: es la inteligencia en acción..., lo que un sujeto hace con sus capacidades".

Pág. 22. "Ni huir, ni inmovilizarse, ni atacar, sino analizar si el peligro es real, si se debe afrontarlo, o se debe huir"

Pág. 26. "Se paga por no cultivar.... Pero hay más de mil millones de personas muriéndose de hambre..."

Pág. 29. "Con objeto de salvarme de eso que llaman nervios, he empezado, desde hace algún tiempo, a escribir un poco" (Franc Kafka).

II. Los fracasos cognitivos

Pág. 41. "El fanatismo somete a cautiverio a la inteligencia porque le impide aprender".

Pág. 41. "Los políticos al llegar al gobierno no son capaces de aprender nada que vaya contra sus convicciones" (Henry Kissinger).

Pág. 48. "Con la palabra nació la comunicación, pero también la mentira"

Pág. 51. "No hay que confundir razonamiento, capacidad de hacer inferencias lógicas y que es una facultad de la inteligencia estructural, con uso racional de la inteligencia, que es la utilización del razonamiento para conocer, comprender, entenderse, construir".

Pág. 52. "El diálogo ... sólo es posible cuando puede salirse... del mundo privado para acceder a la objetividad, una tierra de nadie utilizada por todos".

Pág. 52. "Conviene que combatan las ideas, para que no tengan que combatir las personas".

III. Los fracasos afectivos

Pág. 55. "Conócete a ti mismo y no dejes que la pasión se adueñe de tu alma" (decían los clásicos).

Pág. 63. "El aburrimiento ... bajo su inocua apariencia guarda un potencial destructivo sorprendente".

Pág. 66. "Una estructura mental que incapacitara a una persona para disfrutar de lo bueno que tiene, no me parece inteligente"..

Pág. 72. "Personalidad recibida: El peculiar reparto de cartas que nos ha correspondido al comenzar el juego de la vida"

Pág. 72. "Personalidad aprendida: es el carácter"

Pág. 72. "Personalidad elegida: es el modo como una persona concreta en una situación concreta se enfrenta o acepta su carácter y juega sus cartas"

Pág. 73. "Hay naipes mejores y naipes peores, y es mejor tenerlos buenos. Pero no suele ganar el que tiene la mejor baza, sino el que sabe jugar mejor"

Pág. 73. "Al educar la inteligencia lo que estamos haciendo es enseñar a jugar bien..., con lo que se tiene, que muchas veces no es mucho"

IV. Los lenguajes fracasados

Pág. 78. "Bien avant de servir à communiquer, le langage sert à vivre" (Émile Benveniste). "En efecto, la palabra sirve, sobre todo, para vivir".

Pág. 78. "Con la aparición de la palabra se duplicó el mundo. Más aún, se duplicó también la inteligencia humana que se convirtió en dialogante consigo misma. Nos pasamos la vida hablando con los demás, pero también hablándonos"

Pág. 82. "El lenguaje ... comenzó siendo usado para fines sociales ... y sólo más tarde se convirtió en instrumento para influir en uno mismo"

V. El fracaso de la voluntad

Pág. 101. "Las tres cuartas partes de un trabajo bien hecho consisten en rechazar" (Paul Valéry).

Pág. 101. "Aquello que se ha escrito en un momento de ardor tiene que ser examinado críticamente, mejorado, extendido o condensado" (Chaikovski).

Pág. 101. "Inventar consiste precisamente en no construir combinaciones inútiles, sino en construir sólo las que pueden ser útiles, que no son más que una ínfima minoría. Inventar es discernir, es elegir" (Henri Poincaré).

Pág. 106. "... teoría e intervenciones clínicas para las diversas adicciones, incluidas las siguientes: gimnasia, religión, comida, trabajo y vida sexual" (Kenneth Gergen).

Pág. 113. "La incapacidad de tomar decisiones es, sin duda alguna, un fracaso de la inteligencia".

Pág. 116. "Prefiero hablar del buen uso o del uso fracasado de la voluntad, del uso inteligente y del uso estúpido".

Pág. 117. "Una persona incapaz de controlar sus ocurrencias no puede ser muy inteligente, pero tampoco lo será la persona que se obstine en una idea fija o en una meta estúpida"

Pág. 117. "Enriquecerse esquilmando los bosques del Brasil es un triunfo para el protagonista, pero es un fracaso para la sociedad".

VI. La elección de las metas

Pág. 120. "Le elección de metas es una de las más delicadas operaciones de la inteligencia".

Pág. 124. "Fuérzalos a construir una torre y los transformarás en hermanos. Pero si quieres que se odien, arrójales un poco de comida" (Saint-Exupéry).

Pág. 126. "No nos hacen sufrir las cosas, sino las ideas que tenemos acerca de las cosas" (psicología cognitiva). "Si esto es verdad, la solución es cambiar nuestras ideas, no cambiar la situación".

Pág. 127. "La maldad es el gran fracaso de la inteligencia".

Pág. 127. "Es mala toda conducta que atenta contra los derechos de otra persona y produce con ello un daño injusto".

Pág. 127. "Y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina, soy, en el buen sentido de la palabra, bueno" (Antonio Machado).

Pág. 128. "Los príncipes que han hecho grandes cosas son los que han dado poca importancia a su palabra y han sabido embaucar la mente de los hombres con su astucia" (Maquiavelo).

Pág. 133. "El poder es malo siempre que hace a un hombre absolutamente autosuficiente".

Pág. 133. "El tirano, que vulneró la legalidad, apela a la legalidad cuando se ve vencido".

Pág. 133. "El uso público de la inteligencia es imprescindible para evitar la tiranía y la lucha de todos contra todos".

Pág. 135. "La teoría del observador imparcial propone un uso de la inteligencia "imparcial, libre de intereses y egoísmos, que sopesa todas las implicaciones"

Pág. 135. "Es necesario separarse de uno mismo, hasta tal punto que al juzgar nuestras obras parece que nos dividiéramos en dos individuos".

VII. Sociedades inteligentes y sociedades estúpidas

Pág. 139. "Un pensador eremítico, aislado entre las breñas, pude buscar en su soledad verdades universales, es decir, está usando públicamente su inteligencia, aunque esté solo"

Pág. 140. "... una economía que esquilma irreversiblemente la naturaleza..., o una globalización que aumenta la brecha entre países pobres y países ricos, son ejemplos de fracasos de la inteligencia compartida".

Pág. 140. "Yo soy yo y mi circunstancia... Y si no salvo mi circunstancia, no me salvo yo" (Ortega y Gasset).

Pág. 140. "Una organización inteligente es la que permite desarrollar y aprovechar los talentos individuales mediante una interacción estimulante y fructífera"

Pág. 141. "Las agrupaciones inteligentes captan mejor la información, es decir, se ajustan mejor a la realidad, perciben antes los problemas, inventan soluciones eficaces y las ponen en práctica".

Pág. 142. "Cada uno aporta sus capacidades y saberes, y resulta enriquecido o empobrecido por su relación con los demás".

Pág. 145. "... el mal gobierno puede despeñar a una sociedad por el abismo de la estupidez, lo cual es siempre trágico, porque pagan inocentes los desmanes del poderoso".

Pág. 147. "Las drogas fueron como un helicóptero que nos depositara en el Himalaya para disfrutar de la vista, sin haber tenido que escalar" (Annie Gottlieb).

Pág. 147. "No es verdad que la mayoría tenga siempre razón ni que el pueblo no se equivoque nunca... Un hombre solo puede tener razón frente al mundo".

Pág. 149. "El débil reclama la libertad que le protege del tirano, pero si llega a ser poderoso se olvida de lo que antes pedía".

Pág. 151. "La intolerancia es siempre un fracaso de la inteligencia, lo que no significa, sin embargo, que la tolerancia sea siempre un triunfo"

Pág. 152. "... los boulé consideraban que esas habilidades sólo adquirían significado cuando se aplicaban al bienestar de la comunidad.... enfatizaban la inteligencia social ... orientada a colaborar con otros y servir al grupo. Estoy de acuerdo con ellos".

Pág. 153. "Para los arepesh el mundo es un jardín que hay que cultivar".

Pág. 155. "El odio, la agresividad, la envidia, la impotencia, la soberbia, extravían a las sociedades".

Pág. 156. "Nadie es más que nadie" es una afirmación estúpida por degradante. No es lo mismo el hombre que ayuda a los demás que el hombre que los tortura".

Pág. 157. "La inteligencia ... culmina en la resolución de los problemas prácticos, en especial de los que se refieren a la felicidad personal y a la dignidad de la convivencia".

Pág. 158. "La historia humana continúa siendo el libro de cuentas de un matadero, como siempre ha sido: este empecinamiento es un cruel fracaso de la inteligencia".

Pág. 159. "Son inteligentes las sociedades justas. Y estúpidas las injustas".

Pág. 162. "En mi soledad / he visto cosas muy claras, / que no son verdad" (Antonio Machado).

Pág. 162. "Las creencias privadas son legítimas mientras no afecten a otras personas".

Pág. 163. "Toda evidencia puede ser tachada por una evidencia más fuerte". Es decir, la evidencia de que el sol se mueve en el cielo es tachada por una evidencia astronómica que nos dice que es la tierra la que se mueve alrededor del sol".

Pág. 164. "La vida va confirmando o rebatiendo una parte importante de nuestras verdades privadas".

Pág. 165. "Debemos anhelar el triunfo de la inteligencia, porque de ello depende nuestra felicidad privada y nuestra felicidad política".

Epílogo: Elogio de la inteligencia triunfante

Pág. 167. "La inteligencia fracasada pare dos terribles hijas: la desdicha inevitable y la maldad".

Pág. 169. "El cerdo aspira a una felicidad de cerdo" (Stuart Mill).

Pág. 169. "Ya le dije que la felicidad humana es la armoniosa satisfacción de dos grandes aspiraciones: el bienestar y la creación".

Pág. 170. "El ser humano ... tiene un dinamismo centrípeto y un dinamismo centrífugo. Armonizar esos elementos contradictorios exige un gran alarde de inteligencia ...: la sabiduría".

Pág. 170. "Sabiduría es la inteligencia habilitada para la felicidad privada y para la felicidad política, es decir, para la justicia".

Pág. 170. "Sabio no es quien sabe muchas cosas, sino quien actúa sabiamente... Es un modo elegido de ser..., el talento para hacer las preguntas adecuadas y buscar las buenas respuestas. Es la poética del vivir".

Pág. 170. "Entiendo por sabiduría un conjunto depoderosas energías creadoras"

Pág. 171. "La inteligencia triunfante es, pues, la que inventa lo valioso en nuestra vida privada o pública". Es nuestra gran posibilidad, nuestra salvación".

Pág. 172. "Esto obliga a despojar de grandeza las acostumbradas narraciones históricas, cuyos argumentos están llenos de ferocidad y ensañamiento. Ya le dije que necesitamos una inversión de la historia, abolir esa glorificación del fracaso, edificar una sensibilidad que reniegue de la estupidez ensalzada..."

Pág. 172. "Aún no sabemos si triunfará la sabiduría o la estupidez... Confío en una inteligencia resuelta, inventiva, cuidadosa, poética, ingeniosa, intensa y estimulante".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

|

Comentarios

 

Los estúpidos son los grandes manipuladores de nuestro sistema, en realidad es lo único de verdad saben hacer bien, y además son enormes mentirosos. Pero habitualmente los más ignorantes y estúpidos son los más manipulables. Es la incongruencia del estúpido, que es manipulador y manipulable al mismo tiempo. Hacen cosas malvadas sin ton ni son, se vengan del sistema estúpido que han creado ellos mismos, con personas inocentes que no les han hecho nada. Por eso nuestras vidas están llena de circunstancias y ocasiones en que soportamos graves inconvenientes y pérdidas de todo tipo, de reconocimiento social, de tiempo, de dinero, de energía, de calidad de vida, perdemos tranquilidad y comodidad, buen humor, por culpa de las dudosas acciones de algunos absurdos individuos a los que en los momentos más impensables e inadecuados, se les pasa por la cabeza causarnos problemas sin justificación, aunque no les conozcamos ni hayamos hablado jamás con ellos en persona, para dañarnos sin saber por qué, ocasionándonos frustraciones y dificultades, dolor y pena. Tenemos complicaciones y problemas por todos los sitios adonde vayamos. En el momento que salimos por la puerta a la calle, ya estamos expuestos al torrente de estupideces, en el trato con personas que se dedican a perjudicar sin saber por qué, en el momento que abrimos la boca, no hacemos más que encontrar estúpidos por todos los sitios... Sin que esas personas vayan a ganar absolutamente nada con sus acciones, más que el gozo de ver sufrir.

Responder

La educación existente favorece la estupidez y que se perpetue en el tiempo. Los estudiantes en la escuela y en la universidad están más dirigidos e influenciados por las televisiones, las revistas, las radios y la prensa en general, que por los profesores y padres. No existe un fomento de la lectura extracadémica. Y como todo lo que se difunde por los medios tiene que comprenderse rápidamente, no dan ninguna relevancia los contenidos ofrecidos, no les enseña cosas útiles para sus vidas para dejar de ser estúpidos. De esta manera no descubren el valor de los conocimientos lo que conduce directamente la educación impartida a tener una actitud escéptica, negativa, reacia a su asimilación... Es como si los alumnos estuvieran desafiando a los educadores diciéndoles, a ver si eres capaz de enseñarme algo. Una sociedad que quiera aspirar a tener ciudadanos inteligentes y eludir en lo posible la estupidez debe mimar a los intelectuales, valorarles y quererles. La actitud en boga de los estudiantes es desechar todo conocimiento académico, no entregarse ni ilusionarse por aprender nada nuevo, no respetan al diferente, no viven en la realidad sino en su propia fantasía, y las limitaciones que saben que tienen, las aceptan y se resignan para no hacer nada, incrementándoles su estupidez. Por eso la mejor educación que se le puede dar a las personas debe de estar basada en una serie de valores de respeto al diferente, en enseñar que nadie es superior a nadie por nacimiento u origen, que por el mero hecho de que los padres de un niño sean empresarios o ricos herederos, no significa que sea superior al hijo de un cartero o de un labrador. Hay que eliminar las fobias existentes en el sistema originadas por la estupidez de creerse superior a los demás por haber nacido en mejor posición, por pensar de otra manera, o por tener otra cultura diferente u otra opción sexual. Desterrar los prejuicios es esencial. Hay que tolerar a aquellos que tienen otra procedencia, otro pensamiento ideológico y religioso, u otra sexualidad, e introducir en la mente a fuego que nadie es más que nadie, porque nacemos, nos reproducimos y morimos todos igual. Este sistema genera estúpidos porque los derechos de la persona dependen de donde proceda y de lo que tengan sus progenitores, y eso hay que cambiarlo mediante un sistema de reparto de la riqueza por sorteo, sería la mejor iniciativa para luchar contra la estupidez reinante, mientras se siga repartiendo la riqueza por origen, ideología, creencia, o por quien conoces, no acabaremos jamás con esta grave lacra de la sociedad, que es la causante de la mayoría de los problemas existentes de criminalidad, guerras y violencia. Para que exista violencia, es necesario que haya violentos que estén dispuestos a ejercerla, personas que estén en guerra consigo mismos para luego que lo estén con los demás. Pero antes, previamente han habido muchos manipuladores profundamente estúpidos, con sus reglas injustas y desquiciantes, que han preparado el terreno por la manipulación, la desigualdad, las mentiras, que son los verdaderos causantes de la existencia de la violencia.

Responder

La estupidez va ligada al éxito y al fracaso de las personas, no es algo solamente de fracasados. Porque no necesariamente la persona estúpida tiene porque fracasar, sino que puede ser todo lo contrario, como los triunfadores a priori que son estúpidos también. La sociedad está llena de estúpidos que han triunfado en el sentido social y económico de la palabra. Aunque el valor de una vida no lo determina ni un fracaso ni un éxito aislado. Alguien es un fracasado cuando no es capaz de asimilar y comprender la realidad en la que vive, y carece de recursos, dinero, relaciones y habilidades para superar los problemas que le afectan, cuando no hace más que cometer estupideces y equivocarse sistemáticamente, ya sea a posta o por ignorancia. Es alguien que se enquista en sí mismo, en comportamientos inútiles y desaprovecha las ocasiones por incapacidad de percibirlas, y se decide en complicarse la existencia por el camino de la desidia, la pereza, la crueldad y hasta la violencia. El fracaso no es algo que se merece o se gana por un mal comportamiento, o una escasa inteligencia, sino que muchas veces viene ocasionado por una suerte mala que no se ha buscado y de la que no es totalmente responsable. Existen dos tipos de hombres fracasados. Los fracasados a priori, y los fracasados a posteriori. Los primeros son fracasados que se sabe que lo van a ser desde el inicio, porque sus condiciones de partida son nefastas para triunfar en la vida. Familia muy pobre, desestructurada, matrimonios rotos con graves problemas económicos, carencias materiales, educación nula o escasa porque se tienen que poner a trabajar en lo que sea con ingresos mínimos muy jovenes, y en la total eventualidad laboral. Son hombres que casi nunca logran llegar a tener mujer propia, ni pareja duradera, ni tampoco se casan. Existen millones de hombres así en la sociedad, solterones empedernidos, que si trabajan ingresan una miseria, y si conocen el sexo de una mujer, es simpre pagando a prostitutas baratas, porque nunca han interesado a ninguna mujer por su nulo porvenir, con el riesgo de contagiarse enfermedades, que luego con el transcurso de los años le salen las secuelas de ese tipo de mala vida. Se matan a pajas, o llegan a tener actividades sexuales raras, con niños o con viejas, desviaciones de la personalidad muy fuertes, y completamente alejadas de la normalidad.

Responder

 

Luego están los individuos fracasados a posteriori, que son los que peor lo pasan en la vida, sufren grandes desengaños, ya que conocieron lo que era una mujer y luego la echan en falta, padecen depresiones y pueden llegar a la violencia física con sus mujeres, porque el maltrato está casi siempre unido al fracaso. Por ser fracasados a posteriori tampoco les libera de nada de ser estúpidos, incrementan su estúpidez obstensiblemente el desengaño sufrido, y en realidad también lo son por haberse metido en lo que no saben o conocen y luego sufren las consecuencias, y sus frustraciones incrementa aun más su estupidez. Porque son hombres que al principio tenían la atención de una mujer, que no era una belleza porque sus concidiciones económicas de partida no eran muy boyantes, y consiguen momentaneamente la atención de alguna esposa porque de partida apuesta por ellos, ya que pueden tener buenas perspectivas de éxito futuro. Pero con el devenir del paso del paso de los años, y una vez que no consiguen lo esperado, sus mujeres se deshacen de ellos. Sufren las consecuencias de las decisiones de sus mujeres de echarles de sus casas, no lo aceptan, y luego ven con el paso del tiempo que les es imposible volver a encontrar a otra mujer como recambio. Porque su elevada edad, y sus medios económicos después de una separación, son escasos. Ambos grupos se terminan incluyendo en el mismo saco el de los FRACASADOS, que forma el gran grupo de los fracasados económicos y sentimentales, aunque el fracaso material conlleva el afectivo casi siempre, a veces hay alguna excepción. Los individuos fracasados a priori son los peores con los fracasados a posteriori, y son los que más se alegran de sus desgracias y de que hayan caído en la soledad y la miseria y por su falta de fortuna, es con seguridad su única satisfacción, el ver como fracasan otros que en principio parecía que iban a triunfar. Se ríen de ellos, confabulan en complots, participan en montajes para quitarles los pocos derechos económicos que aun les queda a estos fracasados a posteriori. El fracasado a priori es el mayor estúpido de remate con el que te puedas topar, porque está deseando que el fracasado a posteriori caiga en el pozo del fracaso para alegrarse de ello, incluso manipula y miente para hundirle más en el hoyo de la decepción. Además es arrastrado y pelota con los triunfadores de nacimiento. Participa en montajes y manipulaciones para vengarse del fracasado a posteriori, cuando no le ha hecho nada la persona a la que quiere perjudicar. Al final por un motivo u otro, el fracasado queda desprestigiado para su futuro en la posibilidades de relaciones sentimentales y para obtener mejores condiciones económicas de vida.

 

Mientras que el triunfador de partida, de nacimiento, suele ser casi siempre estúpido, pero de otra forma, por otras motivaciones, y con otra naturaleza distinta que el fracasado a priori. Es una estupidez basada en la soberbia y la arrogancia, de querer hacer mal al desgraciado sin ganar nada a cambio, para sentirse más superior, como alienciente a su vanidad para alimentarla más y más. La arrogancia es sinónimo de estupidez en todos los casos, ya sea por una sensación de superioridad o por una inferioridad que se manifiesta con desprecio. La causa de su estupidez del triunfador a priori, es porque se cree superior a los demás por nacimiento, por origen, por lo que fueron y son sus padres y abuelos. Debido a que se cree superior de categoría, humilla y desprecia tanto a los fracasados a priori como a los de posteriori. Al estúpido de orígen le gusta pensar que lo suyo es sólo suyo, y que lo de otro se lo apropiará si puede y se descuida en incauto, y cree firmemente que no debe nada a nadie, y especialmente que los demás deben de actuar y ser como ellos. Entiende que la única forma sostenible de obligación es la reprocidad absoluta, te doy para que me des, y voy a dar porque me diste, es lo que piensa, y que todo es a cambio de algo, con la balanza permanentemente calibrada. Para los triunfadores de origen, los fracasados simplemente no existen, quizás los únicos con los que se pudieran relacionar de refilón serían con los fracasados que logran triunfar someramente y hacerse con una cifra digna que les permita tener el respeto de alguien por suerte o por tesón, pero no llegan a entablar casi nunca una relación de igual a igual de amistad o de pareja sentimental.

El estúpido de orígen, no sólo se considera superior de nacimiento y de sangre y familia a la hora de cobrar, y se cree que se merece más que los demás porque su padre o abuelo es de clase superior y le corresponde un cargo o un puesto de superior categoría o nivel que el hijo de un desgraciado sin clase ni riqueza. Sino que piensa el estúpido firmemente que le corresponde al don nadie servir y ser esclavo de los demás en trabajos de baja cualificación. El verdaderamente estúpido, es aquella persona que pone en problemas y dificultades de todo tipo, e incluso en peligro físico a otras personas irracionalmente sin motivación alguna, y que va avasallando con una agresividad sin razón a la gente por la vida sin necesidad. Por ejemplo, la estupidez se refleja claramente en el comportamiento de los conductores en las carreteras. El grado de estupidez de un conductor es asimismo directamente proporcional al precio del vehículo y la potencia que conduce...

Te voy a explicar Idoia dos casos claros de lo que me ocurrió hace unos días cuando fuimos a la Mancha en vacaciones de semana Santa, en el que se ve claramente la estupidez. En el viaje de ida cuando estábamos yendo por la M-40 una de las autovías de circunvalación de Madrid, en el carril de la izquierda para incorpararnos a la A-4 autopista de Andalucía, de repente apereció un estúpido con su potente coche a mucha velocidad, muy por encima del límite que marca la ley de seguridad vial que es de 110-120 kilómetros por hora, dependiendo de los casos. Con mucha prisa y dandome las luces largas intermitentemente y sin parar de insistir, se pegó a la parte trasera de mi coche con gran peligro para todos, y para que me quitara del medio y le dejara pasar. Me sacó literalmente del carril, y casi no me da tiempo a coger el desvío hacía la autopista de Andalucía y el perjuicio que me hubiera ocasionado es que hubiese tenido que darme toda la vuelta a la autopista de circunvalación M-40, gastando tiempo y dinero. Ya de viaje de vuelta cuando iba a incorporarme a la A-4 dirección Madrid, un coche que iba bastante detrás de mí a no mucha velocidad, intenté la maniobra de me meterme al carril de aceleración incrementando mi velocidad, y cuando vió el individuo estúpido que iba a incorporarme, aceleró bruscamente y me obligó a frenar precipitadamente poniéndonos en peligro a todos. Cuando un conductor va a incorporarse por un carril de aceleración hay que facilitar su maniobra, no frenando de golpe nunca, porque puede ser incluso más temerario. Pero si es posible cambiando de carril facilitar la maniobra, pero jamás acelarar para crear problemas innecesarios y no dejarle incorporarse a posta. Muchas personas reflejan su forma de ser en la carretera, sus resentimientos, sus decepciones y mal humor, sus creencias y sus ideologías por la manera de manejar sus vehículos, se refleja además en los elevados caballos de pontencia de sus coches y en el precio desorbitado que les costó. Gran cantidad de los accidentes de vehículos en las carreteras, se producen por la estupidez de la gente. En el que rebasa el límite de la propia confianza el estúpido, más que los límites de los vehículos y las carreteras.

Responder

Todos los comentarios anteriores son todos míos... De Arturo Kortazar Azpilikueta Martikorena... Gracias.

Responder

SIEMPRE ME HA INTERESADO MUCHO EL TEMA DE LA ESTUPIDEZ HUMANA. SOY DOCENTE Y MUCHOS DE MIS ALUMNOS ACTUAN DE MANERA TAN ESTUPIDA QUE ES CASI INCREIBLE QUE ACTUEN ASÍ. A QUÉ SE DEBE? POR QUÉ LO HACEN?. ME CONSIDERO UNA PERSONA CAPAZ,  LA MAYORÍA DE LOS ALUMNOS ESTÁN A GUSTO EN MIS CLASES. OBTENGO BUENOS LOGROS, PERO.....¿QUE HACER CON LOS COMPLETAMENTE ESTUPIDOS? EN OCASIONES ESTAMOS DISCUTIENDO UN TEMA INTERESANTE O REALIZANDO UN EXPERIMENTO, ETC.. Y DE PRONTO LOS CLÁSICOS ESTÚPIDOS QUE QUIEREN QUE TODOS SE RÍAN DE SUS PAYASADAS.  CUANDO FALTAN Y LES PREGUNTO LA CAUSA ME RESPONDEN "ME QUEDÉ DORMIDO" O "ME DIO FLOJERA VENIR" PERO LO HACEN ESPERANDO QUE TODOS SE RÍAN DE LO QUE DICEN. SI SALGO UN MOMENTO DEL SALÓN, EMPIEZAN A CAUSAR DESORDEN, BRINCAN EN LAS SILLAS, HACEN TONTERÍAS. PEOR AÚN, NO TRAEN TAREAS Y NO TRABAJAN EN CLASE Y AL PEDIRLES QUE REALICEN LAS ACTIVIDADES SÓLO SE ME QUEDAN MIRANDO Y ME DICEN "NO TRAJE CUADERNO, LIBRO, LÁPIZ, ETC.." Y LO PEOR SE RIEN ESTUPIDAMENTE. SUS PADRES NO APOYAN LA LABOR DE LA ESCUELA. EL DIRECTOR NO QUIERE PERDER ALUMNOS. ENTONCES QUÉ HACER? NO SE PUEDE DIALOGAR CON ELLOS PORQUE AL TERMINAR DE HACERLO, SALEN CORRIENDO Y EMPIEZAN DE NUEVO.

OJALÁ UN ESPECIALISTA QUE LEA ESTO ME ORIENTE...HELP ME PLEASE!!!!

 

Responder
AYYY BABY QUE PASO!
Responder
Good post. I learn something new and challenging on websites I stumbleupon every day. It will always be useful to read through articles from other authors and practice something from their websites.
Responder
I have read so many articles on the topic of the blogger lovers except this article is actually a pleasant piece of writing, keep it up.
Responder
Hello there! Do you know if they make any plugins to protect against hackers? I'm kinda paranoid about losing everything I've worked hard on. Any suggestions?
Responder
First off I would like to say superb blog! I had a quick question in which I'd like to ask if you do not mind. I was interested to find out how you center yourself and clear your mind prior to writing. I've had a tough time clearing my thoughts in getting my ideas out. I truly do enjoy writing but it just seems like the first 10 to 15 minutes are generally lost just trying to figure out how to begin. Any recommendations or tips? Kudos!
Responder
Loving the information on this website, you have done great job on the articles.
Responder
I am very happy to read this. This is the kind of manual that needs to be given and not the random misinformation that is at the other blogs. Appreciate your sharing this best doc.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar